Community Blog

¿El futuro de los pagos digitales en Colombia es ahora?

Sin duda, la transformación digital se ha convertido en un punto clave en la región, siendo América Latina uno de los mercados con mayor crecimiento en el ámbito de los pagos digitales, esto sumado a la gran cantidad de avances tecnológicos que apuntan hacia un solo resultado: los hábitos de consumo de todos los comercios han cambiado para siempre.

Este factor obliga al consumidor a ir más hacia lo digital y adaptar esos hábitos como parte de una realidad innata, entrando en un mundo de una súper digitalización o ultra digitalización que no va a parar. Dicha ultra digitalización ha ingresado en casi todos los mercados que conocemos: servicios financieros, bancos, productos digitales, y más. Es decir, ha sido el primer controlador del proceso de transformación digital.

Según el reporte “agenda digital para América Latina y el Caribe” la penetración del internet en América latina en 2021 creció alrededor de un 2658% lo que ha permitido una digitalización acelerada impulsando el aumento de diferentes formas de pago. Los pagos han entrado en una nueva era acompañados de tecnologías accesibles, ágiles y disruptivas que permitan a consumidores y comerciantes más opciones de pagos en tiempo real, mover rápidamente sus recursos 24 horas al día, 7 días a la semana desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar.

¿Cómo está Colombia en la adopción de pagos digitales?

El país no está muy lejos de ese panorama y atraviesa la misma transformación. La pandemia fue el detonante de una tendencia que venia observándose hace varios años y generó un entorno en que las tecnologías que emergen se expanden diariamente. Según el más reciente informe “Tendencias de Medios de Pago” de la firma “Minsait Payments” durante el año 2020, siete de cada 10 colombianos redujeron el uso del efectivo optando por otras opciones tales como transferencias directas a cuentas, mientras que el 57% se pasó a las billeteras virtuales, desde las cuales hacen sus transacciones.

El mercado colombiano ha mostrado grandes avances en la regulación que gira entorno a los pagos digitales, además de la educación digital que ha permitido la adopción de tecnologías que aceleran los procesos de digitalización en el sistema financiero colombiano. Además, el ecosistema con el que cuenta el país es el escenario ideal para desarrollar todos los tipos de pagos, un ejemplo de esto es: PSE, pagos sin contacto, billeteras electrónicas, códigos PQR, etc…

Sin embargo, pese a estos resultados y al impulso de digitalizar a los consumidores, el uso de efectivo en Colombia sigue siendo el más alto entre otras economías de América Latina. Por muchos siglos el efectivo fue el método de pago preferido por cualquier consumidor, pero existen algunas ineficiencias en el uso del efectivo que recaen especialmente sobre los clientes, empresas y gobiernos: aceptar efectivo y cheques tiene un costo para las empresas alrededor de 7 centavos por dólar en comparación con 5 centavos por dólar que cuesta un pago por diferentes fuentes digitales.

Estos problemas han llevado a buscar estrategias, no solo en Colombia, si no a nivel mundial que buscan crear tendencias de reducción del uso de efectivo teniendo como objetivo minimizar estos costos de transacción e ineficiencias y promover los medios de pagos electrónicos.

¿Cuál es el principal reto de las instituciones financieras en Colombia con la adopción de pagos digitales?

Según Hernando José Gómez, presidente de Asobancaria, uno de los más grandes desafíos de las instituciones financieras en Colombia es tener la capacidad de operar con clientes a distancia a través de canales digitales, manteniendo la oferta de servicios financieros tanto de productos, como de crédito, e incorporando nuevos procesos tecnológicos que les permitan a las entidades adecuarse con mayor facilidad. Es decir, los bancos en Colombia deben responder de manera más rápida y oportuna a las demandas del mercado, a través de la conexión de mensajerías como ISO 20022 y APIS para conectarse digitalmente con sus clientes.

Contar con un socio tecnológico que ofrezca la solución a estos retos, no solo cubre las necesidades en pagos digitales de las instituciones si no impulsa el crecimiento del negocio y ayuda a que los bancos puedan atraer a más clientes a través de la innovación. En Volante, contamos con soluciones de tecnología de punta nativas de API y totalmente administradas en la nube que pueden ayudar con este y muchos más retos. Nuestro último webinar en compañía de ACH, Banco Davivienda y BBVA, da una amplia visión de los pagos digitales en Colombia y responde a preguntas clave entorno a este tópico. Para conocer más, vea la versión on-demand.

Recent blog posts