Community Blog

Cómo los bancos de América Latina están superando a sus pares globales

La digitalización se ha convertido en una tendencia clave para la industria bancaria en América Latina. Durante muchos años, los bancos en la región han estado invirtiendo en transformación digital y adoptando nuevas tecnologías con el fin de satisfacer las necesidades de los clientes y ganar participación en el mercado.

El COVID-19 generó que el 86% de los bancos de América Latina y el Caribe aceleraran sus iniciativas de digitalización según el estudio Impacto de la Pandemia en la Industria Financiera; permitiendo que estas instituciones pudieran mover gran cantidad de sus operaciones fuera de las oficinas y sigan ofreciendo sus servicios a los clientes desde cualquier lugar a cualquier hora. Sin duda, la adopción de nuevas tecnologías y plataformas, y la capacidad que tienen para realizar inversiones considerables, hace que el mercado latinoamericano tenga una participación dominante a nivel mundial.

Pero ¿cuáles son los factores diferenciales entre la banca en América Latina y la banca global?

En primer lugar, la solida rentabilidad ha permitido que los bancos de la región sorteen las desaceleraciones económicas en el pasado, lo que ayudó enormemente durante la crisis económica que generó la pandemia. Además, los bancos en América Latina generan márgenes elevados, debido a su capacidad para establecer precios acordes al riesgo y gracias a sus perfiles diversificados de negocios, esto de acuerdo al estudio “América Latina – Panorama bancario por país, primer trimestre de 2022” realizado por S&P ratings en febrero de este año.

El acceso a internet es un factor clave en la región. México, Chile y Brasil son los países con más usuarios de internet en América Latina, acercándose a países como Alemania, Francia y Japón. Lo relevante aquí es que, en países como México, gracias a la digitalización y al acceso a internet, el acceso a la banca móvil tuvo un incremento del 3,4% de 2020 a 2021 lo que nos habla no solo de un crecimiento exponencial en la banca digital en este país si no en toda la región. Actualmente son 36 millones de clientes cuyas cuentas presentan operaciones de banca en línea en el país: se trata de un avance del 61% en comparación con los 13.6 millones que se reportaban en 2017, esto de acuerdo con la revista Forbes.

Los pagos instantáneos son también parte esencial de esta transformación. América Latina, específicamente México, inició con pagos instantáneos hace 20 años con la implementación de pagos SPEI, un sistema desarrollado y operado por el Banco de México, que permite a cualquier usuario realizar en cuestión de segundos pagos o transferencias electrónicas a través de la banca móvil.

Además, durante la pandemia, en toda la región estos pagos se incrementaron en un 300% permitiendo la popularización de pagos electrónicos en todos los segmentos económicos de la región.

Como se menciona anteriormente, ante este auge de transformación digital, el 92% de las instituciones financieras a nivel global piensan incrementar el presupuesto destinado a canales digitales, mientras que el número para América Latina y Centro América es del 98%.

En conclusión, América Latina se encuentra avanzando mucho más rápido que sus pares globales. Sin embargo, un tema de gran relevancia que trae consigo esta transformación es la inclusión de todos los sectores como respuesta a los hábitos de consumo digital de los clientes. Además, gracias a la tecnología, los altos costos operacionales que implicaba para la banca atender a las necesidades del mercado, han disminuido a través del desarrollo de infraestructuras en la nube que socios de confianza como Volante ofrecen.

Recent blog posts